Mamá Cultiva celebró la sanción de la ley de cannabis medicinal

La representante de Mamá Cultiva Entre Ríos, Carola Olavarría celebró la formalización de la promulgación de la Ley de Cannabis Medicinal y Cáñamo, que otorga un marco regulatorio para la industria del sector.

“Como lo dijo el Presidente, ahora estamos amparadas por la ley”, ponderó y agradeció al Estado por escucharlas. En ese sentido, valoró la creación de la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (Ariccame) y del Consejo Federal para el Desarrollo de la Industria del Cáñamo y Cannabis Medicinal que estará constituido por un representante de la Nación y uno por cada provincia y por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Si bien se está a la espera de esas definiciones, las que se resolverían para 2024, Olavarría destacó “todo lo que es investigación científica y a lo que podamos llegar a acceder, porque todo mundo tiene ganas de cultivar, pero no todos pueden hacerlo”.

“Obtener el cannabis desde una farmacia a través de una receta, que pueda ser entregado de manera gratuita en un hospital al que lo necesite, que Argentina pueda producirlo y que sea accesible monetariamente es un gran festejo para nosotros”, resaltó al tiempo que aclaró: “No todos están obligados a cultivar, nosotros lo hicimos porque no teníamos una respuesta del Estado, en su momento, hace seis años atrás, y nuestros hijos y familiares lo necesitaban”. Carola es madre de una niña que padece síndrome de Rett, un trastorno generalizado de desarrollo (TGD).

“Conseguir una ley y ser escuchadas, porque hablamos de algo que era totalmente prohibido y lograr que la población también se informara, porque al principio se rechazaba muchísimo, y hoy día se comprobó que el cannabis no solo paraba las convulsiones, sino por la conectividad que se lograba entre los chicos y nosotros, porque se había perdido mucho por la medicación”, fundamentó en relación a los beneficios de la planta.

La mujer celebró “el haber salido de la ilegalidad gracias a una ley que nos respalde es genial porque además hablamos de salud, un derecho humano”.

A través de registro REPROCANN, Olavarría indicó que pueden tener “hasta nueve plantas para poder tener un ciclo y no quedarnos sin medicinas ante cualquier eventualidad”. “De la planta de cannabis usamos las flores para realizar aceites y cremas para paliar las patologías de nuestros familiares”, explicó.

“Nunca tuve miedo porque lo hago por mi hija, pero hay quienes tienen terror de que los encuentren con una planta”, reconoció.

Fuente: El Once

Related posts

¿Qué es la “neurosis de clase” en los trabajadores?

Los peligros de la radiación solar ultravioleta

Mujeres y niñas en ciencia: muchos caminos por recorrer