Sorgo: un cereal nutritivo y libre de gluten

El sorgo es un alimento con beneficios nutricionales y es una alternativa de los productos aptos para celíacos, que suelen ser escasos y caros.

De acuerdo al Ministerio de Salud, se estima que en Argentina 1 de cada 167 personas adultas padece celiaquía, mientras que en la niñez hay una prevalencia de 1 cada 79. Resulta más frecuente en mujeres y puede presentarse en cualquier momento de la vida.  Se la considera como una enfermedad crónica precipitada por la ingestión de proteínas tóxicas del trigo, avena, cebada y centeno, comúnmente llamadas gluten, que afectan al intestino delgado en individuos genéticamente predispuestos. El único tratamiento es llevar una alimentación libre de gluten de por vida.

En los últimos años se incrementaron las opciones de alimentos aptos para celíacos en las góndolas de los supermercados. Sin embargo, estos productos siguen siendo escasos y la mayoría de ellos tienen un costo más caro en relación con el resto de alimentos. En este sentido, un trabajo de investigación de la Universidad de Concepción del Uruguay analizó los beneficios del uso de productos derivados del sorgo como una opción viable y su impacto tanto a nivel económico como en la salud de las personas.

Cultivo de sorgo

Más allá del trigo

De acuerdo al Código Alimentario Argentino (CAA) un Alimento Libre de Gluten (ALG) es aquel que está preparado únicamente con ingredientes que por su origen natural no  contiene prolaminas procedentes del trigo y por la aplicación de buenas prácticas de  elaboración que impidan la contaminación cruzada. Así, es recomendable que solo se consuman los alimentos industrializados que estén autorizados como libres de gluten (sin TACC) incluidos en el Listado Integrado de Alimentos Libres de Gluten publicado por la ANMAT.

Hay distintas opciones que pueden reemplazar al trigo, entre ellas la harina de almendras, de semillas, de garbanzos y algarroba, entre otras. El sorgo es naturalmente libre de gluten y presenta características similares en cuanto a su composición nutricional a otros cereales. Sin embargo, tiene un menor índice glucémico lo que puede ser beneficioso para el control del azúcar en sangre.

Desde la investigación se afirma que se ubica en el quinto lugar de mayor importancia en el mundo luego del trigo, arroz, maíz y la avena. También se argumenta que “el aumento de la  producción de sorgo beneficiaría la elaboración de alimentos, como una alternativa más  económica para un plan alimentario adecuado para las personas que tienen celiaquía” y otras enfermedades como diabetes mellitus tipo 2.

Beneficios del sorgo

En el trabajo realizado en conjunto entre entre la Facultad de Ciencias Agrarias y la Facultad de Ciencias Médicas se estudió la factibilidad del cultivo de sorgo en la región entrerriana. Se llegó a la conclusión de que es económico, sustentable y rentable porque puede beneficiar a pequeños productores. Se puede adaptar a condiciones ambientales adversas, ya que presenta resistencia frente a sequías y suelos pobres. Asimismo, puede formar parte de un sistema de rotación de cultivos por su capacidad para mejorar el suelo, lo que lo convierte en una opción sostenible en la agricultura.

Por otra parte, además de ser libre de gluten y su bajo índice glucémico, el sorgo puede repercutir positivamente en la salud de las personas, ya que su consumo proporciona fibra, proteína y carbohidratos complejos.También contiene una variedad de nutrientes esenciales, como vitaminas B, hierro, fósforo, magnesio y zinc, que son importantes para diversas funciones del cuerpo, incluido el metabolismo y la formación de glóbulos rojos.Puede ayudar a disminuir el colesterol y a mejorar el sistema cardiovascular,

En cuanto a su sabor, se afirma que es neutral, a veces puede ser dulce, lo que hace que se adapte fácilmente a una gran variedad de preparaciones. Los investigadores afirman que “mejora la textura de las recetas y se digiere más lentamente debido a que tiene un índice glucémico más bajo”.

Impacto socioeconómico

La investigación concluye que el consumo de productos a base de sorgo “puede resultar beneficioso como una alternativa más económica para un plan alimentario adecuado”, para la sociedad en general y especialmente para personas con celiaquía. Desde las ciencias agrarias se estima que el cultivo del sorgo puede beneficiar a agricultores y las industrias de la región. Específicamente, “las regiones de producción de arroz de la provincia de Entre Ríos, podrían utilizar las instalaciones para la elaboración de harina para consumo humano libre de TACC”.

Desde la medicina, el sorgo para consumo humano representa una de las opciones a considerar para la dieta de las personas con celiaquía, diabetes y otras enfermedades crónicas. Y así poder mejorar el abanico alimentario que estas poblaciones requieren.

Sobre la investigación:

El uso de productos derivados del sorgo para la alimentación de personas que tienen enfermedades Celiaquía y diabetes mellitus tipo 2 es una investigación llevada a cabo por la Facultad de Ciencias Agrarias y por la Facultad de Medicina de la Universidad de Concepción del Uruguay. Los autores son: Gabriel Carbone, Florencia Diaz, Ana Gras, Verónica Langoni, Melina Hoet y Rafaela Rampoldi.

El trabajo abordó de forma interdisciplinaria los beneficios del cultivo de sorgo en la región entrerriana, para ser incorporado en planes alimenticios de las personas en general y, en particular, de las personas que padecen celiaquía.

Related posts

La importancia del lavado de manos en la atención sanitaria

J. J. de Urquiza y el periodismo como herramienta política

No es por ahí