Entender y educar el comportamiento de las mascotas

Santiago González, docente de la Universidad Nacional del Litoral y Especialista en Etología, explica algunas pautas para entender y educar el comportamiento animal, en especial de perros y gatos, de modo de prevenir accidentes domésticos y alcanzar una adecuada convivencia.

La medicina veterinaria se encarga no sólo de la Salud Física de los animales sino también de la Emocional y Mental. La Etología es la especialidad que se ocupa de la conducta animal y el vínculo y la convivencia con los humanos, tratando de prevenir problemas por falta de educación, una buena crianza o alguna enfermedad o trastorno.

¿El comportamiento animal es innato o se puede predecir, educar y adiestrar?
“Es una combinación de factores. Por un lado está lo que el animal es, la especie, la herencia. Pero después, lo más importante, es lo ambiental, lo que el animal aprende. En los primeros meses de vida es importante la educación y la crianza, para prevenir problemas de comportamiento y evitar ladridos, destructividad, que el animal haga sus necesidades en cualquier lado. Todo eso se puede evitar con una buena crianza”.

¿Qué aspectos debemos considerar antes de adoptar una mascota?
“Lo recomendable es buscar asesoramiento del veterinario de cabecera. Tener una charla familiar. Decidir entre todos. Y ver si estamos en condiciones y nos podremos adaptar a un tipo de animal en particular. No hay que naturalizar ni pensar que es normal que un cachorro muerda o rompa todo. Los primeros meses de vida son fundamentales para trabajar estas cuestiones. No hay que dejar pasar el tiempo”.

¿Hay razas potencialmente peligrosas?
“El problema no es la raza. Está demostrado. Obviamente un perro con determinado tamaño o fuerza, con mayor capacidad de mordida, no puede ser manejado por cualquiera. Un perro de talla grande demanda mayor esfuerzo de educación y cuidado. Controlar ese tipo de animales no es algo que pueda resolver cualquier persona”.

¿Cuáles son algunos problemas habituales de conducta animal?
“Un perro que en los primeros meses de vida no conoció a un niño ni aprendió a interactuar y a relacionarse adecuadamente con él, es proclive a morder o provocar accidentes en el futuro. Por lo tanto es importante que desde cachorro aprenda a relacionarse con niños pequeños de manera adecuada, supervisada y controlada. Y promover esa experiencia. El mayor número de mordeduras se origina con perros de la propia  familia que muerden al niño de la casa. Hay que estar atentos a cualquier síntoma de conducta como un ladrido, un gruñido o una reacción que no nos gusta, consultar al profesional y buscar la causa que origina esa conducta de parte del animal”.

¿Es buena la costumbre de dormir con las mascotas?
“No hay una sola respuesta. Depende de los usos y costumbres. Un animal que duerme con nosotros en la cama tiene que estar bien cuidado, con las vacunas, antiparasitarios, la parte higiénica y sanitaria bien atendida. Y es importante poner reglas claras. Si lo dejamos dormir todo el tiempo en la cama y luego lo queremos sacar por la presencia de un bebé u otro motivo, eso genera un problema. Lo ideal es que la mascota tenga su cucha o lugar cómodo. Y que suban a la cama cuando nosotros le demos la autorización. Que el animal aprenda a esperar la señal, que puede ser simplemente un gesto, un comando o una palabra. Si sube sin autorización, hay que bajarlo para que entienda que la cama es nuestra y que debe esperar nuestra orden o señal”.

¿Qué diferencias hay en el comportamiento de perros y gatos? ¿Los felinos son más independientes y autosuficientes?
“Son especies distintas, universos diferentes. El gato no necesita sociabilizar por obligación. Lo hace si le ofrecemos algo bueno o interesante. Con los gatos hay que ganarse su amor o confianza. El perro está más dispuesto a la convivencia. Con el gato tenemos que negociar. No tiene una necesidad innata de sociabilizar. Por ejemplo, con los gatos hay que tener mucho cuidado al jugar con las manos. Hacerlo con juguetes adecuados para prevenir accidentes y ganar su confianza con paciencia y cariño”.

¿Hay talleres y actividades abiertas a la comunidad para ahondar en estos temas?
“Desde la Facultad de Ciencias Veterinarias trabajamos no sólo en la formación de colegas sino también en charlas y actividades de extensión para la comunidad, brindando herramientas para una crianza adecuada de cachorros y para generar mejores condiciones de convivencia. Cada vez se observa una mayor necesidad de lograr un vínculo más sano y adecuado entre las personas y sus mascotas. Y en eso trabajamos en forma permanente, al servicio de la sociedad”.

Fuente: Universidad Nacional del Litoral

Related posts

La UNL lanzó campaña de separación de residuos en Ciudad Universitaria

Aporte científico a la producción de vinos regionales

Trabajan para desarrollar una pelota sonora de fútbol para ciegos